¡Sólo respira! Por qué el asma es importante para el higienista dental

0
32

Nota del editor: Esta es la segunda parte de una serie de dos partes. Lee la primera parte.

A nivel mundial, a partir de 2018, se estima que 339 millones de personas se vieron afectadas por el asma, con aproximadamente 1000 muertes reportadas diariamente.1 El conocimiento y la comprensión adecuados de esta enfermedad y su tratamiento son cruciales para que los higienistas dentales brinden una atención segura y adecuada a estos pacientes. En la primera entrega de esta columna de dos partes, exploramos la etiología y la fisiopatología del asma. En esta segunda entrega, exploraremos los medicamentos utilizados en el manejo farmacológico del asma y las consideraciones de atención clínica asociadas con esta enfermedad.

El objetivo de la terapia farmacológica para el asma es doble: (1) tratar y prevenir la aparición de episodios agudos y (2) reducir la obstrucción de las vías respiratorias y prevenir la aparición de futuros episodios. Los agonistas beta-2 de acción corta, como el albuterol (ProAir HFA), están indicados para el alivio a corto plazo de los episodios agudos, mientras que los agonistas beta-2 de acción prolongada, como el salmeterol (Serevent), están indicados para el alivio a largo plazo. terapia de mantenimiento para prevenir futuros episodios. Otro pilar de la terapia de mantenimiento a largo plazo es el uso de corticosteroides inhalados, como fluticasona (Flovent), para reducir la inflamación de las vías respiratorias.


El impacto de las experiencias infantiles adversas en la salud bucal

Cómo el vendaje bucal puede ser clave para lograr una respiración nasal saludable


Los productos combinados que incluyen agonistas beta-2 de acción prolongada y corticosteroides inhalados, como la combinación de fluticasona y salmeterol (Advair), están ampliamente disponibles para comodidad del paciente y para facilitar el cumplimiento. Otros medicamentos de mantenimiento a largo plazo que pueden ser útiles para pacientes con síntomas persistentes de asma incluyen antagonistas de los receptores de leucotrienos, como montelukast (Singulair), y antagonistas muscarínicos de acción prolongada, como tiotropio (Spiriva).

Las adiciones más recientes al arsenal de medicamentos utilizados en la terapia de mantenimiento a largo plazo son los productos biológicos inyectables, como benralizumab (Fasenra) y omalizumab (Xolair), que se dosifican en un horario semanal, en lugar de diario. Es importante señalar que los medicamentos utilizados en la terapia de mantenimiento a largo plazo del asma no están indicados para el tratamiento de episodios agudos.

Efectos de los medicamentos para el asma

Los pacientes con asma que usan medicamentos de mantenimiento a corto y largo plazo tienen un mayor riesgo de desarrollar complicaciones orales.2-8 Estos pacientes experimentan xerostomía debido a la disminución de la tasa de flujo salival por el uso de inhaladores, lo que conduce al desarrollo de cuidados dentales y erosión. Reducción del flujo salival La velocidad y los cambios en el pH oral de los medicamentos para el asma pueden aumentar la acumulación de biopelículas y la formación de cálculos, lo que resulta en inflamación y deterioro periodontal. Las propiedades inmunosupresoras de los corticosteroides inhalados y los productos biológicos inyectables pueden aumentar el riesgo de infecciones oportunistas, especialmente Candida albicansque puede resultar en candidiasis orofaríngea de los tejidos blandos.3-7 Además, el uso de corticosteroides se ha relacionado con una reducción generalizada de la densidad mineral ósea, lo que puede conducir a la pérdida ósea periodontal.3,4,7,9-11

Los higienistas dentales son un recurso invaluable para educar a los pacientes con asma sobre las consecuencias orales de los medicamentos inhalados y para implementar medidas preventivas para mantener y mejorar la salud bucal de estos pacientes.3,4,7,12 Se recomiendan citas periódicas de revisión y aplicación frecuente de fluoruro y descamación para prevenir la progresión de la caries dental y la enfermedad periodontal.3,4,7 Los higienistas dentales deben aconsejar a los pacientes con asma que se enjuaguen la boca con agua o enjuagues bucales fluorados y que se cepillen los dientes y usen hilo dental después de cada uso del inhalador siempre que sea posible. Esto ayudará a eliminar mecánicamente la medicación residual en la boca y, por lo tanto, contrarrestar el pH ácido de los medicamentos inhalados, minimizar los cambios en la mucosa oral y reducir la xerostomía.3,4,6,7 Se puede recomendar la aplicación domiciliaria de gel de flúor neutro al 1,1%, así como el uso diario de productos que contengan xilitol para estimular el flujo salival.12

Acomodar los problemas de asma aguda en la práctica dental

El asma contribuye al 5% de todas las emergencias médicas en una práctica dental.13 La evaluación de riesgos y las estrategias para prevenir episodios agudos durante los procedimientos de higiene dental deben ser uno de los objetivos principales del tratamiento. Desafortunadamente, el consultorio dental puede ser un entorno ideal para que los pacientes experimenten síntomas asmáticos. La ansiedad y el estrés dentales agudos pueden desencadenar episodios agudos de asma, por lo que se deben emplear técnicas de relajación y reducción del estrés en pacientes que se someten a procedimientos dentales.14 El manejo del dolor con agentes anestésicos locales puede reducir en gran medida la ansiedad dental, pero los conservantes de sulfito en los anestésicos locales que contienen epinefrina pueden (aunque rara vez) desencadenar una respuesta alérgica en pacientes susceptibles. Además, los materiales y equipos de alta velocidad utilizados en los procedimientos dentales pueden provocar una respuesta alérgica y exacerbar los síntomas asmáticos, por lo que deben evitarse o utilizarse con precaución.5-7,12

Antes de la primera cita, los higienistas deben obtener un historial médico completo del paciente y actualizar esta información en cada cita posterior. Esto debe incluir la frecuencia y la gravedad de los ataques de asma, la fecha del ataque más reciente, cualquier factor desencadenante y las horas del día en que es más probable que ocurran los ataques. El higienista dental debe registrar el nombre, la dosis y la frecuencia de todos los episodios de medicamentos que el paciente usa para controlar su asma, así como cualquier estrategia utilizada para prevenir el asma aguda.5-7,15,16

Las citas de higiene dental deben reservarse cuando es menos probable que ocurran episodios agudos, según la propia experiencia del paciente. Se debe indicar a los pacientes que traigan sus propios medicamentos agonistas beta-2 de acción corta a cada cita de higiene dental y que mantengan esos inhaladores fácilmente accesibles durante la cita.5,6,8,17,18 Muchos pacientes que sufren de asma pueden no tolerar períodos prolongados en posición supina, por lo que es importante considerar programar citas más cortas y colocar al paciente en posición semisupina siempre que sea posible.5-7,17

Según la frecuencia con la que se encuentra el asma tanto en niños como en adultos, es probable que los higienistas dentales encuentren pacientes con diferentes niveles de gravedad y estabilidad. Es esencial estar al tanto de los diversos factores desencadenantes de episodios de asma aguda inducidos por el tratamiento específico del paciente, los medicamentos utilizados para tratar el asma y sus efectos en el tratamiento dental y la salud bucal en general y, por último, las estrategias para manejar adecuadamente y brindar una atención segura a los pacientes. .

Nota del editor: Este artículo apareció en la edición impresa de julio de 2022 de RDH revista. Los higienistas dentales en América del Norte son elegibles para una suscripción impresa gratuita. Registrate aquí.

Referencias

1. Informe mundial sobre el asma 2018. Red mundial sobre el asma. Consultado el 1 de mayo de 2022. http://www.globalasthmareport.org/

2. Bozejac BV, Stojšin I, Duric M, et al. Impacto de la terapia de inhalación en la incidencia de lesiones cariosas en pacientes con asma y EPOC. J App ciencia oral. 2017;25(5):506-514. doi:10.1590/1678-7757-2016-0147

3. Thomas MS, Parolia A, Kundabala M, Vikram M. Asma y salud oral: una revisión. aust dent j. 2010;55(2):128-133. doi:10.1111/j.1834-7819.2010.01226.x

4. Godara N, Godara R, Khullar M. Impacto de la terapia de inhalación en la salud oral. India larga. 2011;28(4):272-275. doi:10.4103/0970-2113.85689

5. Pequeño JW, Miller CS, Rhodus NL. Little and Falace’s Dental Management del paciente médicamente comprometido. Elsevier, Inc.; 2018.

6. Steinbacher DM, Glick M. El paciente dental con asma. Una actualización y consideraciones de salud oral. J Am Dent Asociación. 2001;132(9):1229-1239. doi:10.14219/jada.archive.2001.0365

7. Harrington N, Prado N, Barry S. Tratamiento dental en niños con asma: una revisión. Hermano Dent J. 2016;220(6):299-302. doi:10.1038/sj.bdj.2016.220

8. Guggenheimer J, Moore PA. El paciente con asma: implicaciones para la práctica dental. Compend Contin Educ Dent. 2009;30(4):200-210.

9. Moraschini V, Calasans-Maia JDA, Calasans-Maia MD. Asociación entre el asma y la enfermedad periodontal: una revisión sistemática y un metanálisis. J Periodontol. 2018;89(4):440-445. doi:10.1902/jop.2017.170363

10. Shen TC, Chang PY, Lin CL, et al. Riesgo de enfermedad periodontal en pacientes con asma: un estudio de cohorte retrospectivo basado en la población a nivel nacional. J Periodontol. 2017;88(8):723-730. doi:10.1902/jop.2017.160414

11. Lee SW, Lim HJ, Lee E. Asociación entre asma y periodontitis: resultados de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición de Corea. J Periodontol. 2017;88(6):575-581. doi:10.1902/jop.2017.160706

12. Adultos con trastornos respiratorios: asma y alergias. Hoja informativa sobre salud bucal para profesionales de la odontología. Programa DECOD (Educación Dental en el Cuidado de Personas con Discapacidades) de la Facultad de Odontología de la Universidad de Washington. Marzo de 2012. Consultado el 1 de mayo de 2022. https://dental.washington.edu/wp-content/media/sp_need_pdfs/Asthma-Adult.pdf

13. Jevon P. Carteles actualizados para ayudar a manejar emergencias médicas en la práctica dental. Hermano Dent J. 2015;219(5):227-229. doi:10.1038/sj.bdj.2015.688

14. Appukuttan DP. Estrategias para el manejo de pacientes con ansiedad dental y fobia dental: revisión de la literatura. Clin Cosmet Investig Dent. 2016;8:35-50. doi:10.2147/CCIDE.S63626

15. Hupp WS. Manejo odontológico de pacientes con enfermedades pulmonares obstructivas. Dent Clin North Am. 2006;50(4):513-527. doi:10.1016/j.cden.2006.06.005

16. Gesek DJ. Urgencias anestésicas respiratorias en cirugía oral y maxilofacial. Cirugía Oral Maxilofac Clin North Am. 2013;25(3):479-486. doi:10.1016/j.coms.2013.04.004

17. Greenwood M, Meechan JG. El sistema respiratorio y la práctica dental. En: Guías clínicas de BDJ Medicina general y cirugía para odontólogos, 3ra ed. Springer Internacional. 2019; 27-37. https://doi.org/10.1007/978-3-319-97737-9

18. Renton T, Woolcombe S, Taylor T, Hill CM. Cirugía oral: parte 1. Introducción y manejo del paciente médicamente comprometido. Hermano Dent J. 2013;215(5):213-223. doi:10.1038/sj.bdj.2013.83

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here