Síntomas, diagnóstico, tratamiento y perspectivas

0
24

La eritroleucemia es un cáncer de la sangre y la médula ósea. Es un subtipo raro de leucemia mieloide aguda (AML) y, a veces, se denomina leucemia eritroide aguda o M6-AML.

La eritroleucemia ocurre en el 3% al 5% de todas las personas con AML. La eritroleucemia es diferente de otros subtipos de AML porque involucra principalmente un tipo de célula formadora de sangre llamada eritroblastos.

Conocer su subtipo de AML puede ser muy importante para determinar las mejores opciones de tratamiento disponibles. Si un médico le ha diagnosticado eritroleucemia o no está seguro de qué subtipo de AML tiene, hable con su médico para saber cómo su subtipo de AML podría afectar su tratamiento y pronóstico.

La eritroleucemia ocurre cuando su cuerpo produce una gran cantidad de glóbulos rojos anormales en la sangre y la médula ósea.

La médula ósea es un tejido blando que se encuentra en el centro de los huesos. Es responsable de producir nuevas células sanguíneas y otras células importantes en su cuerpo.

Hay dos tipos de médula ósea:

  • La médula ósea roja produce glóbulos rojos, glóbulos blancos o plaquetas.
  • La médula ósea amarilla produce cartílago, grasa o células óseas.

La AML ocurre cuando hay un problema con las células de la médula ósea roja conocidas como células mieloides.

En la AML, se daña el ADN de las células sanguíneas en desarrollo. Los científicos no conocen la causa exacta de este daño en el ADN. El daño en el ADN hace que sus células sanguíneas comiencen a crecer y dividirse sin control.

Estas células que se dividen rápidamente no funcionan correctamente y no mueren en un punto natural de su ciclo de vida, a diferencia de las células sanguíneas sanas. En cambio, se acumulan y se esparcen por todo el cuerpo. Con el tiempo, las células cancerosas superan en número a las células sanas en la sangre.

Como subtipo de AML, la eritroleucemia aún ocurre en la médula ósea roja. Pero afecta principalmente a células específicas de la médula ósea roja llamadas eritroblastos. Los eritroblastos son células que producen células eritroides, un tipo de glóbulo rojo.

La eritroleucemia puede ocurrir a cualquier edad y tanto en hombres como en mujeres, pero generalmente afecta a hombres con una edad promedio de 65 años. Ocasionalmente también está presente en niños muy pequeños.

Los médicos lo consideran muy raro. El único gran estudio para rastrear el número total de casos en un grupo de población se llevó a cabo en Inglaterra en las décadas de 1980 y 1990. Encontró que este tipo de cáncer ocurre en menos de 1 en un millón personas por año.

La eritroleucemia también puede ocurrir con otros tipos de cáncer, incluidos los neoplasmas mieloproliferativos o los síndromes mielodisplásicos (MDS).

Otros factores de riesgo incluyen:

  • antecedentes de exposición a radiaciones ionizantes
  • antecedentes de tratamiento de quimioterapia para otro cáncer
  • anormalidades cromosómicas genéticas raras

Con el tiempo, las células sanguíneas anormales pueden superar en número a las células sanguíneas sanas. No tener suficientes células sanguíneas sanas en su cuerpo puede causar los siguientes síntomas:

Su médico le preguntará acerca de sus síntomas, tomará un historial médico y familiar y realizará un examen físico.

Los médicos no pueden diagnosticar la eritroleucemia con una sola prueba. Para diagnosticar la eritroleucemia y diferenciarla de otros subtipos de AML u otros cánceres de la sangre, los médicos tomarán una muestra de sangre o de médula ósea para enviarla a un laboratorio para su análisis.

Las pruebas de sangre y médula ósea para detectar eritroleucemia pueden incluir lo siguiente:

  • Hemograma completo (CBC): Un CBC usa una muestra de su sangre para contar la cantidad de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Las personas con AML a menudo tienen una cantidad alta de glóbulos blancos y una cantidad baja de glóbulos rojos y plaquetas.
  • Frotis de sangre periférica: Un frotis de sangre analiza la forma, el tamaño y la cantidad de células en la sangre. Esta prueba busca específicamente células leucémicas (blastos), que normalmente no se encuentran en la sangre.
  • Citoquímica: Esta prueba expone las células sanguíneas a tinciones químicas (tintes) que reaccionan con tipos específicos de células leucémicas. Esta prueba, en particular, puede ayudar a su médico a diferenciar entre AML y leucemia linfocítica aguda.
  • Aspiración y biopsia de médula ósea: Un médico puede tomar una muestra de médula ósea o una pequeña sección de hueso que contiene médula y examinarla bajo un microscopio.
  • Citometría de flujo: Esta prueba ayuda a identificar marcadores específicos en las células al ver si ciertos anticuerpos se adhieren a ellas. La citometría de flujo puede ayudar a clasificar la AML en diferentes subtipos. Esto se llama inmunofenotipificación.
  • Pruebas moleculares: Estas pruebas buscan cambios específicos en los cromosomas (hebras largas de ADN) y genes en las células leucémicas.

Luego, los médicos usarán esta información para comprender qué subtipo de AML tiene según un sistema de clasificación desarrollado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Anteriormente, los médicos dividían la eritroleucemia en dos categorías (eritroleucemia de tipo eritroide/mieloide y leucemia eritroide pura), pero esto es ya no es el caso. Los científicos han propuesto que la eritroleucemia debería pertenecer a una categoría de cánceres de la sangre conocida como SMD. Sin embargo, todavía hay algunos debate sobre cómo los médicos deben clasificar estos cánceres.

Los tratamientos para la eritroleucemia son similares a los tratamientos para los otros subtipos de AML.

El tratamiento actual incluye quimioterapia intensiva y trasplantes de células madre.

Los medicamentos de quimioterapia funcionan destruyendo las células cancerosas y evitando que se multipliquen. La quimioterapia también puede afectar las células sanas y causar muchos efectos secundarios.

Los efectos secundarios comunes de la quimioterapia incluyen:

Las células madre son células humanas especiales que pueden convertirse en muchos tipos de células diferentes, incluidos los glóbulos rojos. Los trasplantes de células madre, también llamados trasplantes de médula ósea, restauran las células de la médula ósea perdidas debido a la quimioterapia.

No todas las personas con eritroleucemia califican para un trasplante de células madre. Un trasplante de células madre es un proceso muy intensivo y conlleva muchos riesgos, entre ellos:

  • infección
  • sangrado
  • problemas pulmonares
  • enfermedad de injerto contra huésped, que es una condición en la que las células del donante atacan su cuerpo
  • enfermedad venooclusiva hepática
  • falla del injerto, lo que significa que las células trasplantadas no producen nuevas células como se esperaba

Los médicos a menudo miden las perspectivas en términos de supervivencia general a 5 años. La supervivencia global a 5 años describe el porcentaje de personas con una determinada enfermedad que siguen vivas 5 años después de su diagnóstico.

La tasa de supervivencia a 5 años para la AML es 30,5%según el Instituto Nacional del Cáncer.

Tenga en cuenta que la tasa de supervivencia a 5 años se calcula en base a datos anteriores. No tiene en cuenta los avances recientes en los tratamientos o las nuevas investigaciones que conducen a una mejor comprensión de una enfermedad.

En general, el pronóstico es peor para las personas con eritroleucemia en comparación con otros tipos de AML porque la eritroleucemia puede ser más difícil de tratar que otros tipos de AML. Dado que es tan raro, no hay una tasa de supervivencia a 5 años disponible. Según algunos estudios anteriores, la mediana de supervivencia para la eritroleucemia es entre 3 y 9 meses.

Muchos otros factores pueden afectar su perspectiva además del subtipo. De acuerdo con la Sociedad Americana del Cáncerestos factores también juegan un papel en su pronóstico y respuesta al tratamiento:

  • anomalías cromosómicas
  • mutaciones geneticas
  • marcadores en las células de leucemia
  • recuentos de glóbulos blancos
  • tener otro trastorno de la sangre
  • infecciones
  • en qué parte del cuerpo se ha propagado el cáncer
  • su edad y salud general

La eritroleucemia es un cáncer de sangre raro y un subtipo de AML. Aunque el pronóstico se considera peor que el de otros tipos de AML, se ha avanzado mucho en los últimos años para ayudar a comprender las características y los cambios genéticos que causan este tipo de cáncer de la sangre. Esta información podría ser útil para los científicos en su intento de desarrollar nuevas terapias.

Si tiene eritroleucemia, su médico puede recomendarle que se inscriba en un ensayo clínico para estudiar nuevas opciones de tratamiento. Asegúrese de hablar con un médico sobre los posibles beneficios y riesgos de participar en un ensayo clínico.

.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here