¿Existe una relación entre el peso corporal y el eczema?

0
21

El eczema, también conocido como dermatitis atópica, es una de las afecciones de la piel más comunes en todo el mundo. Hace que la piel se seque, pique, inflame y posiblemente duela.

Más de 31 millones de personas en los Estados Unidos tienen algún tipo de eccema. Puede afectar a cualquier persona independientemente de su raza, etnia y sexo, pero puede presentarse de manera diferente en cada individuo. En las personas con piel clara, las áreas afectadas pueden aparecer rojas, pero en la piel oscura, el eczema puede causar parches de color marrón oscuro, morado o gris.

Investigar sugiere que puede haber, en algunos casos, un vínculo entre el eccema y el exceso de peso corporal. Aunque la naturaleza exacta de la relación entre el eccema y el peso sigue sin estar clara, los expertos han propuesto varios factores que pueden influir, entre ellos:

  • genética
  • cambios en el microbioma intestinal
  • dieta y estilo de vida
  • inflamación crónica
  • disfunción de la barrera cutánea

Ciertos tipos de tratamiento biológico para el eczema severo también puede contribuir al aumento de peso.

En este artículo, echamos un vistazo más de cerca a lo que sugiere la investigación sobre cómo la pérdida de peso afecta los síntomas del eczema. También consideramos los efectos de la actividad física y la dieta en la salud de la piel.

Como parece haber un vínculo entre el exceso de peso corporal y el eccema, algunos expertos han sugerido que perder peso puede ayudar a mejorar los síntomas del eccema en personas con sobrepeso u obesidad.

Una pequeño estudio 2020 Involucrando a 40 personas con eccema se encontró que aquellos que participaron en un programa de pérdida de peso que consistía en ejercicio aeróbico y una dieta restringida en calorías experimentaron una mejora significativa en los síntomas del eccema. Sin embargo, aún no está claro si este efecto se debió directamente a la pérdida de peso oa otro factor.

La investigación sugiere que la probabilidad de desarrollar eccema puede correlacionar positivamente con el aumento del índice de masa corporal (IMC). Sin embargo, muestra que no existe necesariamente una asociación entre la intensidad de los síntomas del eccema y el peso o el IMC.

Es posible que los efectos positivos de la pérdida de peso sobre los síntomas del eczema estén más relacionados con otros beneficios de la pérdida de peso que con la pérdida de peso en sí. Por ejemplo, una persona puede experimentar un estrés reducido debido a niveles más bajos de cortisol, la hormona del estrés.

Aunque el ejercicio regular puede ofrecer una variedad de beneficios para la salud, hay puntos importantes que las personas con eczema deben considerar para evitar los brotes. Por ejemplo, el sobrecalentamiento puede empeorar los síntomas del eccema y el sudor puede deshidratar aún más la piel ya seca.

Las personas que viven en áreas con altos niveles de contaminación también pueden experimentar brotes de síntomas de eczema después de hacer ejercicio al aire libre.

Prepararse y responder proactivamente a estos desencadenantes potenciales puede ayudar a las personas con eccema a aprovechar al máximo su experiencia de ejercicio. Los consejos para hacer esto incluyen:

  • Mantenerse hidratado: Beber mucha agua antes, durante y después de la actividad física puede reemplazar el agua que el cuerpo pierde al sudar, lo que puede ayudar a evitar que la piel se reseque.
  • Hidratante: Aplicar una crema hidratante antes y después del ejercicio también puede ayudar a evitar que la piel se reseque. Lo mejor es elegir una crema hidratante ligera que la piel pueda absorber rápidamente y evitar las cremas pesadas que pueden atrapar el sudor.
  • Elegir la ropa adecuada para hacer ejercicio: La ropa que absorbe la humedad puede parecer una buena opción para ayudar a prevenir la irritación por el sudor, pero los materiales de estas prendas a menudo irritan la piel sensible. La ropa suelta de algodón es una mejor opción para la piel propensa al eczema.
  • Cuidando la piel durante el ejercicio: Una persona puede hacer esto secando el exceso de sudor y tomando descansos frecuentes para evitar el sobrecalentamiento. También pueden aplicar compresas frías, que pueden ayudar a refrescar la piel y reducir la picazón. Hacer ejercicio en un espacio fresco y ventilado, siempre que sea posible, también es menos probable que desencadene síntomas.
  • Vigilando el clima: La humedad puede ser un desencadenante de los síntomas del eczema en algunas personas, mientras que otras pueden experimentar más síntomas en climas fríos. Si ocurre el clima específico que desencadena los síntomas, son buenas condiciones para optar por un entrenamiento en el interior o tomar un día de descanso.
  • Evitar las duchas calientes después de hacer ejercicio: El agua caliente puede ser dura para la piel, por lo que es mejor tomar una ducha rápida y tibia y usar productos que sean seguros para la piel sensible.

Tanto la cantidad como los tipos de alimentos que comen las personas pueden tener un efecto sobre los síntomas del eccema.

Algunos alimentos que desencadenan alergias alimentarias pueden empeorar los síntomas del eccema. Estos alimentos pueden variar entre las personas, pero algunos de los más comunes que están asociados con los síntomas del eczema incluyen:

  • productos lácteos
  • miseria
  • huevos

El diagnóstico de alergias alimentarias puede ser un desafío. Las pruebas de alergia comerciales pueden no ser confiables y las dietas de eliminación no siempre son útiles. Por estas razones, la Asociación de la Academia Estadounidense de Dermatología recomienda que las personas hablen con un profesional de la salud si sospechan que una alergia alimentaria puede estar causando o exacerbando sus síntomas de eccema.

La evidencia que respalda ciertos tipos de dietas para aliviar los síntomas del eccema no es concluyente. Un estudio anterior de 2001 informó que 2 meses de una dieta vegetariana pueden ayudar a reducir la inflamación y mejorar los síntomas del eczema.

Sin embargo, otros estudios han descubierto que una dieta antiinflamatoria, como la dieta mediterránea, no parece tener efecto sobre la aparición o aparición de síntomas de eczema.

La investigación sugiere que perder el exceso de peso corporal puede ayudar a mejorar los síntomas del eczema. La actividad física regular puede proporcionar beneficios adicionales para la salud, como el alivio del estrés, que también puede mejorar los síntomas del eccema.

Cuando se trata de perder peso, es importante ser proactivo en el cuidado de la piel. Una persona debe tratar de mantenerse hidratada cuando hace ejercicio, humectarse regularmente y ser consciente de cómo las diferentes actividades y entornos afectan sus síntomas.

Cualquier persona que sospeche que su dieta puede estar contribuyendo a los síntomas del eczema debe hablar con un profesional de la salud sobre los pasos que puede tomar para mejorar su salud y bienestar en general.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here