Afrontamiento, apoyo y vivir bien

0
6

El estreñimiento inducido por opioides es un efecto secundario común de los analgésicos opioides y puede causar deposiciones poco frecuentes, deposiciones duras y secas, esfuerzo y dolor al ir al baño. Esta condición puede afectar significativamente la calidad de vida y debe tratarse de inmediato. Este artículo discutirá cómo el estreñimiento inducido por opioides puede afectar su calidad de vida y cómo lidiar con este diagnóstico.

Muy bien / Laura Porter


Emocional

Experimentar estreñimiento puede afectar en gran medida su calidad de vida. La investigación muestra que el estreñimiento conduce a una angustia psicológica y social significativa. También puede afectar sus relaciones.

Un estudio de 2020 encontró que el estreñimiento inducido por opioides está relacionado con una menor calidad de vida y una capacidad reducida para realizar actividades diarias. Se ha encontrado que esta condición afecta la capacidad de caminar, trabajar, dormir y socializar con los demás. La calidad de vida tiende a empeorar cuando los síntomas del estreñimiento duran mucho tiempo.

Si ha comenzado a notar síntomas de estreñimiento inducido por opioides, hable con su médico de inmediato. Esta afección es tratable y su médico le brindará orientación sobre qué medicamentos probar. Si le preocupa su estado de ánimo mientras lidia con el estreñimiento inducido por opioides, hable con su médico y solicite una remisión a un psicólogo o terapeuta de la salud.

Opioides y dolor por cáncer

Las investigaciones muestran que el estreñimiento inducido por opioides puede ser especialmente angustiante para las personas que toman opioides para el dolor relacionado con el cáncer. Los participantes del estudio declararon que les preocupaba que los síntomas del estreñimiento estuvieran relacionados con el cáncer y que significaran que la enfermedad había progresado o había hecho más metástasis. Esto condujo a un aumento de los sentimientos de ansiedad y desesperanza. Si está tomando opioides para el dolor del cáncer, hable con su médico acerca de sus inquietudes.

Físico

El estreñimiento inducido por opioides es incómodo y los síntomas físicos pueden afectar su calidad de vida. Además de las deposiciones poco frecuentes, el estreñimiento inducido por opioides puede provocar reflujo, hinchazón, calambres e impactación fecal. Afortunadamente, hay pasos que puede seguir para comenzar a experimentar un poco de alivio.

No deje de tomar su medicación

Cuando nota que su medicamento opioide está causando efectos secundarios, es natural querer suspender la prescripción. Sin embargo, esto puede conducir a complicaciones significativas.

Detener o disminuir abruptamente la dosis de su medicamento para el dolor puede tener varias consecuencias negativas. En primer lugar, es probable que experimente un aumento del dolor y un empeoramiento de los síntomas del estreñimiento. Esto puede resultar en viajes adicionales al consultorio del médico oa la sala de emergencias si el dolor se vuelve inmanejable.

Suspender los medicamentos también puede resultar en una mayor carga financiera para pagar los costos de bolsillo de las citas adicionales.

Hable con su médico si está experimentando efectos secundarios de su medicamento recetado. Un estudio de 2021 encontró que cuando los proveedores de atención médica hablan con sus pacientes sobre los efectos secundarios esperados, es menos probable que los pacientes dejen de tomar su medicamento.

Dejar de tomar su medicamento opioide puede provocar un aumento del dolor, estreñimiento severo y visitas adicionales al hospital.

Hacer cambios en el estilo de vida

El estreñimiento inducido por opioides generalmente debe tratarse con medicamentos laxantes y no puede tratarse solo con factores de estilo de vida. Sin embargo, comer una dieta saludable y hacer actividad física aún puede ayudarlo a sentirse mejor. Esto es especialmente cierto si ya era propenso al estreñimiento antes de comenzar a tomar medicamentos opioides. Los cambios de estilo de vida para probar incluyen:

  • Aumenta tu consumo de agua: Beber 2 litros de agua todos los días puede aumentar la frecuencia con la que defeca.
  • Estar físicamente activo todos los días: Trate de hacer al menos 20 minutos de actividad física todos los días. El ejercicio puede ayudar a aumentar las contracciones en los músculos del tracto gastrointestinal. Esto ayuda a mover las heces fuera del cuerpo más rápido.
  • Coma una dieta saludable: Comer una dieta rica en fibra ayuda a aumentar el volumen de las heces y las mueve a lo largo del tracto gastrointestinal más rápido. Comience agregando de 3 a 4 gramos por día y luego aumente según lo tolere. Sin embargo, agregar demasiada fibra a su dieta a la vez puede provocar hinchazón y dolor abdominal, por lo que es importante ir despacio y beber mucha agua.

Medicamentos laxantes

Para mejorar los síntomas físicos del estreñimiento inducido por opioides, es probable que su médico le recomiende tomar un laxante. Las opciones incluyen:

  • Ablandadores de herramientas funcionan al permitir que el agua y los lípidos ingresen a las heces en el tracto gastrointestinal. Esto ablanda las heces, lo que facilita su evacuación. El docusato de sodio es un suavizante de uso común.
  • laxantes osmóticos extraer agua hacia el tracto gastrointestinal. Esto ablanda las heces y facilita su evacuación. Los ejemplos comunes incluyen polietilenglicol (PEG), hidróxido de magnesio, citrato de magnesio y lactulosa.
  • Lubricantes suavizar las heces al disminuir la absorción de agua y lubricar el tracto gastrointestinal. Esto permite que las heces pasen por el tracto más fácilmente. Un ejemplo de un laxante lubricante es el aceite mineral.
  • laxantes estimulantes estimular los músculos del tracto gastrointestinal para que se contraigan y eliminen las heces del cuerpo. Esto se conoce como motilidad colónica. Los ejemplos incluyen bisacodilo, picosulfato de sodio y senna.

Social

Es posible que el estreñimiento inducido por los opioides afecte su capacidad para socializar y conectarse con los demás. Los pacientes que experimentaron estreñimiento inducido por opioides informaron sentimientos de baja autoestima, aislamiento social, vergüenza, ira, frustración, irritación, dependencia, ansiedad, depresión, impotencia, obsesión y repugnancia.

Una revisión de 2020 encontró que los pacientes que tenían estreñimiento inducido por opioides informaron sentir que pasaban demasiado tiempo en el baño y tenían problemas para mantener sus rutinas normales. Los participantes del estudio también informaron dificultades con la intimidad y la socialización.

Debido a que el estreñimiento inducido por opioides puede conducir al aislamiento social, es importante abordarlo de inmediato. Hable con su médico sobre cómo tratar sus síntomas de estreñimiento. Si se siente cómodo compartiendo lo que ha estado pasando con amigos o familiares, comuníquese y pida apoyo.

También puede beneficiarse si se une a un grupo de apoyo. Pregúntele a su médico acerca de los grupos de apoyo para quienes enfrentan estreñimiento, dolor crónico o ambos.

Práctico

Parece que el estreñimiento inducido por opioides puede afectar a casi todas las áreas de la vida. Esta condición también puede generar una carga financiera para usted y su familia. Las personas que experimentan estreñimiento inducido por opioides tienden a tener costos de atención médica más altos que aquellos que no tienen esta afección. Los costos más altos se relacionaron con citas médicas más frecuentes y visitas a la sala de emergencias.

Si tiene dificultades para mantenerse al día con sus facturas médicas, hable con el departamento de facturación de su hospital local o consultorio médico.

Abogar por ti mismo

Si bien el estreñimiento inducido por opioides es un problema común, aún no se diagnostica con demasiada frecuencia. Si ha desarrollado síntomas, es importante que se defienda y hable con su médico. Las barreras para el diagnóstico y manejo del estreñimiento inducido por opioides incluyen:

  • La falta de conciencia de los médicos sobre el problema.
  • Los pacientes se sienten avergonzados por mencionarlo.
  • Los médicos se sienten incómodos al preguntar sobre el estreñimiento
  • Falta de guías diagnósticas universales
  • Falta de planes de tratamiento específicos.

Resumen

El estreñimiento inducido por opioides es un efecto secundario común de los analgésicos opioides y puede tener un impacto significativo en su calidad de vida. Esta condición puede afectar su estado de ánimo, su capacidad para trabajar y sus relaciones sociales. Para minimizar sus síntomas y cualquier posible complicación, hable con su médico tan pronto como presente síntomas.

Una palabra de Verywell

El estreñimiento inducido por opioides puede afectar cada área de su vida, y si se ha sentido abrumado, sepa que no está solo. Esta condición afecta a todos, así que busque ayuda lo antes posible. Hable con su equipo médico y amigos y familiares de confianza. Puede ser útil recordar que esta condición es tratable.

Preguntas frecuentes

  • ¿Cómo se diagnostica el estreñimiento inducido por opioides?

    El estreñimiento inducido por opioides generalmente se diagnostica con un historial médico completo. Su médico le preguntará acerca de sus síntomas y sus medicamentos actuales. El estreñimiento inducido por opioides puede comenzar tan pronto como comience a tomar opioides o puede desarrollarse lentamente.

  • ¿Qué tan común es el estreñimiento inducido por opioides?

    El estreñimiento inducido por opioides es un problema común y afecta hasta el 40% al 80% de las personas que toman medicamentos opioides.

  • ¿Se puede tratar el estreñimiento inducido por opioides?

    Sí, el estreñimiento inducido por opioides es tratable. Los medicamentos laxantes se consideran el tratamiento de primera línea y deben iniciarse de inmediato. Hable con su médico acerca de comenzar un régimen laxante al mismo tiempo que comienza un nuevo medicamento opioide. Esto puede ayudar a reducir los síntomas y las molestias del estreñimiento.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here